© 2019 maría mrntrd

  • Facebook Basic Black
  • Black Instagram Icon

Proyecto seleccionado

Open Portfolio, FIG

Dirigido por David Arteagoitia

26 may - 5 jun 2017

Edificio Ensanche, Madrid

Texto de la artista_

Apuntes y esbozos

¿Qué significa guardar recuerdos? Sin más, el registro y la construcción del individuo. ¿Dónde queda almacenada la memoria? En los profundos entresijos del espacio mental. Este proyecto queda pues enmarcado dentro de la reflexión a cerca del espacio en el que acontece la memoria, contemplando el cuerpo como un lugar en el que la imagen que representa los recuerdos se degrada irremisiblemente al ser sometida a su materialización en el plano de lo real como objeto de arte. Y es que la memoria se desvanece sin poder remediarlo, y como un fantasma al que intentas agarrar sin éxito se esfuma y se muere en los rincones más negros del lugar en el que se producen. El proyecto surge a raíz del análisis acerca de la metamorfosis de la imagen fotográfica de álbum familiar de la que se parte y el estudio del espacio íntimo, haciendo un recorrido por el significado propio de la creación a partir de lo fotográfico. Y es que, a pesar de que la memoria es algo arduo de preservar, siempre queda la necesidad de esfuerzo por guardar, a salvo de las corrosiones ocasionadas por el tiempo, la imagen de una experiencia que esperamos que quede en pausa. Mira dentro surge a raíz de la continua necesidad de recordar y queda articulado a partir del fenómeno que gira en torno a la modificación irremediable del recuerdo, aquello que Sigmund Freud llamaba “el efecto de retardo” en el que el recuerdo cambiaba debido al "influjo de vivencias más tardías". El interés y detonante principal es cómo se pueden llegar a representar estos cambios a través de la imagen y, en definitiva, a través del objeto de arte. La degradación que ocurre de forma sistemática en el propio espacio mental sirve siempre de punto de partida a la hora de iniciar el acto creativo. Las imágenes resultantes se llevan a cabo por el deseo de traer al presente aquellas vivencias personales que, por algún motivo, han quedado olvidadas. A su vez, las representaciones creadas a partir de la técnica del grabado, quedan vinculadas con la reflexión a cerca de la imagen y sus cambios, situando el trabajo en la constante dicotomía lo de dentro y lo de fuera, lo íntimo y lo "éxtimo", lo cambiante frente al irrefrenable deseo de conservar las experiencias como una pausa en el devenir del tiempo.